domingo, 14 de febrero de 2010

De la Copa Sudamericana a segunda división


Me pareció increíble cuando el Sport Áncash se clasificó a la Copa Sudamericana 2008. Pensar que si no campeonaba el Coronel Bolognesi, sino Cienciano el Clausura 2007, el equipo ancashino hubiera jugado Copa Libertadores.
El Sport Áncash quedó tercero en la tabla acumulada del descentralizado 2007 con 67 puntos (a 4 del primero, Deportivo USMP), relegando a Universitario al cuarto lugar por diferencia de goles.

Pero eso es lo de menos, Sport Áncash se ganó en la cancha su derecho a jugar el campeonato organizado por la CONMEBOL(y no con una resolución, como cuando se salvó de descender un año antes) y se clasificaba como Perú 1, por lo que jugaba en la Fase 1. Universitario, Perú 2, se clasficaba a la Fase Previa.

Antonio Alzamendi, conocido por su eficacia cuando era jugador, quería hacerce ahora conocido con un equipo denominado chico de Perú. La gente lo conocía por sus goles en River Plate y ahora lo veían en el banco.

Un concepto que tengo claro, es que más que malos, el fútbol peruano peca de ser "salados", de tener muy mala suerte, y eso lo puedo comprobar usando de ejemplo el primer partido internacional de la historia del Sport Áncash. Ñublense de Chile le ganó 1-0 a un muy ordenado equipo verde el 4 de setiembre del 2008.
Jugándose los 4 minutos adicionales, en el minuto 93'18'' el árbitro Iván Gamboa, de Bolivia, cobra penal a favor del equipo rojo chileno. Ya una cosa esque te cobren un penal, porque puede ser gol o no, y otra cosa es lo que pasó: Luis Flores disparó el penal y se lo falló en el 94'49'', PERO COMO SOMOS SALADOS, el rebote le choca a la cabeza de Luis Osorio y anota el 1-0 en el 94'52''. Gol, 1-0 y a definir en Perú.


La duda del equipo de Alzamendi era dónde iban a jugar. El presidente, José Mallqui, había prometido un estadio nuevo y bla bla bla, pero todo eso no llegaba para el 16 de septiembre del 2008, fecha del partido de vuelta. Se necesitaba un estadio con luz por la programación de la CONMEBOL, pero se tramitó el cambio de hora y se decidió que el partido se dispute en el Estadio Huancayo. El Sport Áncash logró una goleada histórica de 4-0, en un partido que ambos demostraron que no eran los más grandes de su país. Aunque el Sport Áncash goleó, y hace tiempo que los dos clubes más grandes de Perú (léase Alianza Lima y Universitario) no lo hacen en una competencia internacional.

Carlos "Kukín" Flores había sido la figura del partido en Huancayo, dueño de todos los balones parados y anotó un gol, pero ahora la prueba era mayor: Palmeiras de Brasil, programado para el 14 de septiembre. En una desición muy cuestionada en su momento, Sport Áncash recibió al equipo brasilero en el Estadio Nacional de Lima. Muchos le dijeron a Mallqui vendido, que mejor en la altura y varias cosas más, aunque yo pienso que igual iba a ser: la diferencia entre los dos equipos era abismal. Cabe recordar que Palmeiras estaba, quizás, tan confiado que sólo llevó 4 suplentes. Claro, si te toca un equipo desconocido del país que es último en sudamérica, debía ser papayita.

Pero Alzamendi sabía que dirigía un equipo chico, y tenía que plantear el partido como tal. Eso deben saber todos los técnicos de este tipo de equipos. En un partido de táctica ordenada, el Sport Áncash empató 0-0 con el Palmeiras, con 2 ocasiones de gol erradas increíblemente. Carlos Flores fue fundamental.

Pero el 10 de la "amenaza verde", por problemas con el técnico, no viajó a Brasil. El primer día de Octubre del 2008, Parque Antártica veía por primera vez al pequeño club peruano, que 4 años antes estaba jugando la Copa Perú, y supongo que varios espectadores no tenían idea que existía el Sport Áncash hasta que los vieron en la cancha, y que actualmente no se acuerdan del equipo peruano.



Alzamendi mandó un equipo ordenado tácticamente, aún sin sun 10 y a pesar de la fuerte lluvia, aguantaban bien. Iba 0-0 y se iban a penales. Faltaban 30', Alzamendi quería sorprender al continente. Faltaban 20', Alzamendi hace dos cambios, buscaba hacer historia. Faltaban 10', Alzamendi sabía que podía demostrar su valía como técnico y tentar una liga mejor. Faltaban 5', Alzamendi ya pensaba en los penales.

Faltaban 4'
Faltaban 3'
Faltaban 2'
Faltaba 1 minuto. UNO ALZAMENDI, tan sólo uno y lograbas, al menos, llevar a penales y asustar al gigante brasilero. El técnico uruguayo quizás ya pensaba en quienes serían los ejecutores y se arrepentía de no llevar a Carlos Flores.

Gol de Palmeiras. El número 13, Jumar, anotaba a los 89' minutos el 1-0 tras una floja marca del Sport Áncash, quizás para evitar el penal o por la lluvia. No lo sé. Sólo sé algo: "que a pesar de malos, somos salados".

Un año después, otro 1-0 fue crucial para el Sport Áncash. Con ese marcador le ganaron al Sporting Cristal, pero igual, se iban a la Copa Perú.

¿Algún día volverán a alguna competencia sudamericana?

*Como apreciación personal:

1) Me pareció un poco cómico ver al Áncash jugar en Brasil ¿por qué? no lo sé, es una sensación rara.

2) Aca el gol que confirma que los equipos peruanos tienen muy mala suerte: