viernes, 1 de enero de 2010

El jugador más desafortunado

José Gálvez F.C. llega a la primera división del fútbol peruano al lograr la Copa Perú 2005.
Iván Furios llega a la primera división del fútbol peruano al ser contratado por Alianza Lima en el 2005.

José Gálvez F.C. se fue de primera división a finales de el año 2006.
Iván Furios se fue de Alianza Lima a inicios del año 2006.

Pero ¿En qué se interconectan estos dos?

En el torneo clausura del año 2006, José Gálvez estaba pasando por su peor momento. Veía que el descenso se acercaba a pasos agigantados y no mantenía una regularidad de ganar un partido pero no el siguiente (al menos ganaba).

Teddy Cardama, técnico del cuadro chimbotano, decide que se contrate al defensa argentino Iván Furios en el último día del cierre de libro de pases, quiere decir en la fecha 11 del torneo, la última de la primera ronda. Hasta ese momento, el club había ganado 4 partidos, perdido 4, empatado 1 y debía un partido.

Iván llegaba con gran cartel. El año anterior había jugado en uno de los clubes grandes del fútbol peruano, Alianza Lima, siendo titular en el torneo local y en la Copa Libertadores. Se asumía que la seguridad en la defensa estaba asegurada, y no lo dudo.

El debut del defensor argentino se dio el 01 de Octubre del 2005 en el Estadio Miguel Grau del Callao. Sport Boys estaba más cerca del descenso que el José Gálvez. El resultado fue de 1-1 y el debut de Iván fue aceptable.

Tres días después, Iván sufría su primer revez. En el partido pendiente, Coronel Bolognesi goleó 0-3 en el mismísimo reducto chimbotano. La defensa galvista se desconcentró en el final del partido, y los delanteros del cuadro escarlata no perdonaron. Aún así, Iván se ganó y mantuvo de titular en el José Gálvez F.C., siendo sacrificado el argentino Ortiz pues la regla decía que sólo tres extranjeros podían jugar.

De ahí empezó una racha de cuatro partidos empatados seguidos (ante Alianza Lima, Deportivo USMP, Alianza Atlético y Melgar) y de tres partidos perdidos seguidos (ante Unión Huaral, Universitario y Cienciano). ¿Ganados? No hubo. Iván fue titular en todos los partidos

Por razones de tarjetas, Iván no podía jugar ante Sporting Cristal. El cuadro celeste jugaba una chanche por la Libertadores, y el José Gálvez F.C. una por salvarse de la baja. El cuadro galvista ganó 1-0 con gol del "Checho" Ibarra, y Teddy Cardama parecía que ya se había dado cuenta de un pequeño detalle, sólo lo tenía que confirmar.

Furios regresó al titularato en la fecha siguiente (la penúltima del torneo) visitando al Coronel Bolognesi. El cuadro de la franja perdió 2-1, se complicaba mucho con la baja, y su técnico había confirmando un pequeño detalle, quizás por el cuál su equipo se estaba llendo a la Segunda División.

En la última fecha, José Gálvez necesitaba ganar sí o sí al Sport Áncasth de local, pues Sport Boys le había ganado a Alianza Lima. Si perdían, no jugaban el play off por el descenso y se iban directo a la baja. Teddy Cardama decidió no usar a Iván Furios ¿y adivinó qué pasó? José Gálvez ganó 4-3, lograba su segunda vistoria en las últimas 11 fechas, y tenía que jugar un play off ante el Sport Boys.

Teddy Cardama, dentro de si, debió haber tenido un gran dilema: o aseguraba su defensa o le hacía caso a su presentimiento. Lo debió dudar más que el armar la alineación, pero al final se hizo caso a sí mismo. Y claro, todo estaba a su favor en su desición.

Estadio Alejandro Villanueva. Tarde calurosa de diciembre. Sport Boys y José Gálvez jugaban su permanencia en primera. En las gradas había una persona alta, de tez blanca y sin cabellera mirando el partido. Era Iván Furios. Momentos antes había sido entrevistado, y declaró que su ausencia en el partido se debía a razones tácticas.

Teddy Cardama estaba en la cancha viendo los penales, se llegó a esta instancia porque el partido acabó en empate sin goles. Teddy le había hecho caso a su presentimiento: con Iván en la cancha, JOSÉ GÁLVEZ NO GANÓ NINGUNO de los diez partidos que jugó, lograron 5 empates y 5 derrotas; y los dos partidos que no jugó EL CUADRO CHIMBOTANO LOS GANÓ. Y como para confirmar, ese partido ante el Boys no lo perdieron. Teddy lo presintió, si tenía que jugar sin Iván para ganar, lo tenía que hacer. Y lo hizo.

El bus del cuadro chimbotano se retira del estadio aliancista en silencio. Perdieron los penales ante el Sport Boys, y se iban a segunda división. Ahí estaba Iván. quizás recién se daba cuenta de su pequeño (desafortunado) récord que muy pocos deben tener.

No hay comentarios: