martes, 8 de abril de 2008

Mujeres & Fútbol Masculino: Una discriminación a medias (y la que le conviene a la FIFA)

No soy machista. No hay superioridad de sexo. Los 2 tienen sus ventajas y desventajas. Pero hay algo que no se puede hacer: Combinar."Al pan, pan; y al vino, vino" reza un refrán. No conosco deporte alguno en el cual estén presentes los 2 sexos. Hay rama masculina o femenina. Pero no hay combinado.Vea cualquier torneo del mundo: Polo, tenis, rugby; en las 2 ramas, y verá que o todos son mujeres, o todos son hombres.

Pero como siempre, el fútbol hace noticia. Es un deporte de alto claibre y mil revoluciones que permite, en un lugar que hay 22 hombres en la cancha y otros 22 en las bancas, que son todos hombres, que la persona más cuestionada en ese ámbito, el árbtiro, pueda ser mujer.En Brasil se quejaron. En Perú peor. Pero la FIFA lo permite. Otra cosa para que vean cómo es la mafia arbitral.

Pero hay discriminación en la FIFA. Porque si arbitra una mujer, ¿Por qué no puede jugar una?.
En el 2004, una mexicana llamada Maribel Domínguez, cansada de ser goleadora y mejor jugadora siempre en el fútbol fememino de su país, toma la descición de jugar con los hombres -lógico, si una árbitro puede, porque no podría una jugadora- y ficha por el Celaya, club de su país.Todo estaba listo, hasta que la FIFA en un "congreso extraordinario" (no sé que es eso) le negó el sueño de la pobre Maribel.

Seguro Maribel verá con indignación en la televisión cómo algunas árbritas mujeres están en los partidos de hombres, y ella siendo una jugadora de fútbol, no.
A mi parecer, no deben arbitrar mujeres en fútbol de hombres, ni hombres en fútbol de mujeres. Pero si se permite que una mujer arbitre, creo que lo más justo es que se permita que una mujer juegue.

PEQUEÑO COMENTARIO SOBRE EL CASO REYES - LEGUIZAMÓN:

El domingo pasado el uruguayo Leguizamón, del club Universidad de San Martín, fue expulsado por la jueza Reyes en un partido del torneo Apertura, y en su camino hacia el vestuario el delantero hizo un comentario aludiendo a la supuesta insatisfacción en la vida sexual de la jueza.
Creo que a Leguizamón no lo deben sancionar. Eso pasa por exponer a árbitros de otro sexo en un lugar donde no deben estar. Aparte de que Silvia Reyer arbitra muy mal ...

Al árbitro hombre le dicen HIJO DE P..., nadie dice "primero está el ser humano" ni que "el comentario es machista por que su mamá es mujer"

"Al pan, pan; y al vino, vino"

2 comentarios:

Gustavo Rodriguez dijo...

Hola: Llegué a tu bog de alguna manera que no recuerdo, pero me parece interesante tu posición, aún cuando no la comparto. Creo que las mujeres han demostrado en todos los aspectos de la vida poder desempeñar trabajos en los que antes no se les creía competentes. Gerentes, directoras de empresas, jefas de obras de construcción, tengo una colega especialista en mecánica de maquinaria pesada, y en cualquier otra profesión también podrás encontrarlas. En ese sentido: ¿Porqué no árbitros de fútbol? Creo que tienen la capacidad suficiente para hacerlo, reconoce que hay árbitros hombres que lo hacen muy mal.

Una cosa es que dirijan y otra cosa es que participen del juego, en donde desde luego, por un tema físico están en total desventaja con un hombre.

Te felicito por tu blog. lo revisaré de vez en cuando.

Gustavo

Anónimo dijo...

mira me parece que aun estas verde a la hora de opinar, hablas con mucha pasion pero con poca razon, parece que no pensaras antes de opinar, y lo digo por tu ultimo comentario que silvia reyes arbitra mal, cosa que discrepo en todo sentido, no veo motivo por el cual ella no pueda arbitrar en el futbol, solo por ser mujer, eso no tiene nada que ver mientras sea capaz el resto son cosas que se pueden medir(como los insultos) sin dejar de repudiar lo manifestado por leguizamon, pero tema a parte, me parece que debes mejorar tu redacción y lograr congeniar tus ideas a la hora de opinar, no obstante me parece que vas por buen camino y tienes buen futuro en este mundo, saludos. p.d: soy el mismo que opino sobre tu comentario del cupo 14, recientemente, lee tambien ese comentario. como dices:
al pan pan, al vino vino.