domingo, 4 de noviembre de 2007

El (triste) tour del Deportivo Municipal en el 2004

Ese hombre que llamaremos Juan Pérez (sí, sin tilde), hincha del Muni, salía llorando esa tarde del estadio Nacional. Pensó que el equipo de sus amores le daría su regalo atrasado por Navidad, que había sido 2 días antes. Él había viajado por todo Lima, a Huachipa, Iquitos, Ica, Arequipa, Huaraz para ver al club de sus amores que ese año quería regresar a primera. Pero justo en el último partido, donde tenía que ganar, no lo hizo. Él salía cabizbajo y seguro diciendo "Ya subiremos el próximo año"...

Deportivo Municipal jugaba en segunda división por tercer año consecutivo desde que dejó de estar en primera desde el 2000. Este año sería un poco más difícil. En una absurda resolución, los 2 primero de la segunda división pasaban a los Octavos de final de la Copa Perú.
Es decir, si el Muni quería campeonar, tenía que jugar mínimo 30 partidos, y eso que si habían paly off o esas cosas, serían más. Pero a Juan Pérez no le importaba, sólo quería alentar al Muni en su lucha por volver a Primera División.

Todo empezó un 25 de Julio del 2004. Mientras que todo el planeta veía la final de la Copa América en el Estadio Nacional de Lima, no se imagiban que a unos kilómetros de ese escenario, exáctamente en el distrito de Villa el Salvador, debutaba el Municipal contra el Defensor Villa del Mar. Mientras que todo el mundo hasta se peleaba para ver el partido de la final de la Copa América, unas 100 personas, entre las que se encontraba Juan Pérez, no les interesó y sólo querían ver a su querido Muni. Y este no los decepcionó, ganó 0-2 con goles de Danny Lozano y Raúl Vera. Al acabar el partido, Juán Pérez quizás no sabía como regresar de tan lejos a su casa, pero sí sabía que una nueva ilusión le nació dentro, y esque el "Muni" empezó ganando, y cualquiera se ilusiona...

De ahí todo sería como un torneo normal, derrotas, victorias, empates, en fín. Pero al llegar a la fecha 22 del torneo, penúltima fecha del torneo, Municipal era segundo con 44 puntos (recordar que al ser segundo, se clasificaba a la Copa Perú), y en la última fecha le tocaba jugar contra el Unión de Campeones en Huachipa, que ¡Oh sorpresa! era el tercero con un punto menos. Es decir el que ganaba, se clasificaba a la Copa Perú.

Hasta el minuto 85 iba perdiendo el Muni 2-0, y de seguro Juán Pérez estaba gritando fuerte, pero Joao Loperdi a los 89 descontaba para el equipo de la franja, y una pequeña ilusión volvía a nacer. Y en el minuto noventaytantos (nadie recuerda cuanto adicional se dio) el árbitro, Freddy Arellano, cobra penal para el Muni. Joao Loperdi iba a disparar, de seguro fueron los 30 segundos más largos y angustiantes en la vida de Juán Pérez, y anota. Era el 2-2 y el Municipal clasificaba a la Copa Perú. Se dice por ahí, que el penal que cobró el árbitro fue tan dudoso, que los jugadores del Muni, al momento del gol, no sabían si abrazarze entre ellos, o abrazarlo a él.

Entonces empezaba otro reto, la Copa Perú. En Octavos les tocó jugar contra UNAP de Iquitos. En ambos partidos acabaron 1-0 para los 2 y al no haber la regla del que metió más goles gana (ojo aclaro este punto por un suceso que pasará más adelante), se jugó un desempate en Ica (otro lugar más donde fue la hinchada del Muni, quizás con Juan Pérez incluido), donde ganaron 5-1 y a Cuartos de Final, donde los esperaba el Olímpico Somos Perú de Lima. Muni perdió el primer partido 2-1, pero de ahí ganó el de vuelta 0-2, con lo que tuvo que jugar otro desempate en el cual ganó 3-2, de ir perdiendo 0-2, y clasificó a semifinales de la Copa Perú. Seguro Juan Pérez salía feliz del Estadio Nacional, pensando que ya faltaban poquitos partidos; y tomaba su carro para regresar a su casa...


En Semifinales se cruzaron con el Senati de Arequipa, al cual en el partido de ida en el viejo y querido Nacional, le ganaron 8-2, pero lo inaudito viene a continuación, y por eso les aclaré la regla en el párrafo anterior. En la vuelta jugada en la ciudad blanca, los locales ganaron por ... ¡1-0!, es decir un global de 8-3 a favor del Municipal; pero igual debía jugarse un reprechaje en Ica, el cual ganó 3-1, y clasificó a la Final de la Copa Perú. "¡Al fin!" quizás gritó Juan Pérez aliviado "Ya sólo queda la final", y probablemente 'tiró dedo' para regresar a Lima.

En la final le tocaba el Sport Ancash de Huaraz, y le ganó la final de ida, en dicha ciudad, por 1-0

Dos días después de Navidad, el Estadio Nacional se llenó de hinchas del Municipal que esperaban el regalo de su club de la franja. Entre esas personas estaba Juan Pérez, como las 8,000 que fueron a ver al Muni. Este era el partido 34 que jugaba el "Muni", podía perder cualquiera menos este que se venía; de perderlo, todo se iba al agua; de ganarlo, tenía que jugarse un partido más para definir quien subía a Primera División en el 2005.

Renzo Benavides a los 29' ponía delante a los huarazinos, y Juán Pérez pensó "Aún quedan 60 minutos, sí se puede". El problema para él, fue que Ismael Regalado a los 52' ponía el segundo para la Amenaza Verde y Juan Pérez ya comenzaba a impacientarse, pero su ilusión renació cuando de tiro libre Mario González a falta de 2o minutos anotaba el descuento. Quedaban 20 minutos para los 2 goles que necesitaba el Muni...
... Juan veía su reloj, quedaban 15 ... quedaban 10 ... ya le empezaban a salir las lágrimas ... quedaban 5 .. y cuando quedaban 4, Dafner Doy con un gol hizo llorar a todos los hinchas de La Academia al anotar el 1-3 a favor de los huarazinos, que se quedaban con el título de la Copa Perú... fueron 34 partidos, y perdieron el que no se debía perder ... se nadó mucho y al final se ahogaron en la orilla del río ...

Juán Pérez salió con lágrimas en sus ojos del estadio .... y recordando su tour todo este año ... pero también pensando que algún día, el Muni se tomará su revancha... algún día...